NUESTRA FE

Definitivamente, el Señor es grande y maravillo y nos muestra su verdad, unas de las iniciativas por la cual esta página web está a su servicio, es para contrarrestar los ataques del maligno que intenta, pero fallidamente destruir la Iglesia de Cristo (“Tu eres Pedro (piedra, roca) y sobre esta piedra edificaré “mi Iglesia y el poder del infierno no la derrotará” (Mt. 16,18).)

Nos unimos entonces a la consigna a la Revista Testigos y por lo tanto transcribimos su sección DEFENDAMOS NUESTRA FE, para que esta crezca, y a parte conozcamos y desenmascaremos al enemigo común y no nos dejemos engañar de él a través de estas falsas religiones.

 

Lo debemos conocer

Pero ojo, no lo debemos creer

 

DEFENDAMOS NUESTRA FE

Es necesario un nuevo trabajo catequético, unas orientaciones claras y sencillas sobre lo que significa ser católico. Abundan confusiones entre los fieles y, lo que es más grave, en algunos de nuestros pastores. Hay desorientación, falta de formación doctrinal y apologética (defensa), para que los fieles no se encuentren desarmados, desorientados, en medio, de esta multitud de errores. Sabemos de muchas personas que se proclaman católicas y creen en la reencarnación, espiritismo, tarot, horóscopo, adivinos, sectas; defienden el aborto, la unión libre, el divorcio, y lo que es peor, son capaces de negar verdades fundamentales de nuestra fe. Por eso es completamente necesario iluminar la mente, las conciencias tan desorientadas, sumidas en errores contrarios radicalmente a nuestra FE CATÓLICA. Es deber y obligación de todos aquellos que nos llamamos cristianos católicos PROCLAMAR Y DEFENDER NUESTRA FE, para que Cristo la Luz del Mundo ilumine a todos con la fuerza de su Espíritu.

IDENTIDAD CATÓLICA

Es bien cierto que vivimos tiempos de alarmante confusión ideológica en todos los aspectos de la vida y máxime en lo religioso, constituyéndose en un serio y gravísimo problema. Muchos de nuestros fieles y sobre todo los jóvenes no tienen ideas claras y mucho menos convicciones profundas, sobre temas esenciales de su vida cristiana, al carecer de formación y fundamentos sólidos en su vida de fe, dejándose llevar por la indiferencia religiosa o asumiendo un vago sincretismo (mezcla de creencias) o subjetivismo en asuntos religiosos, que les hace presas fáciles de las sectas y hasta pueden desembocar en el agnosticismo (actitud filosófica que declara inaccesible al entendimiento humano, todo conocimiento de lo divino y de lo que trasciende de la experiencia) o el ateísmo. Hay muchas personas que buscan una religión a “su medida” no pocos conciben la iglesia como un “supermercado” o una “estación de servicios”. Esto quiero y escojo, porque me gusta y esto otro lo dejo, porque no me gusta.

Es necesario por tanto una urgente clarificación de ideas para comprender y asumir la auténtica identidad de nuestra fe católica y no ir a la deriva, como ovejas sin pastor.

¿Qué significa SER CRISTIANO Y SER CATÓLICO? ¿Es lo mismo una cosa que otra? ¿Da lo mismo ser cristiano que ser católico?

CRISTIANO

Es la persona que ante todo acepta personalmente y cree en Jesús de Nazaret como DIOS HECHO HOMBRE – Verdadero Dios y Verdadero Hombre – quien con su vida, muerte y resurrección es el único Señor y Salvador de la humanidad. Decimos “Salvador” porque nos libera de la muerte con el poder de su resurrección, del pecado con el poder divino y del mal, dándonos en los sacramentos su fuerza y gracia para vencerlo en nosotros y en los demás.

No basta, pues para ser y llamarse “cristiano” como hace los Testigos de Jehová, decir o creer que Jesús fue el hombre más maravilloso, excepcional o bueno que ha existido jamás, si no se confiesa que es la segunda persona de la Santísima Trinidad, el hijo unigénito del Padre (engendrado y NO CREADO), Dios verdadero de Dios Verdadero, como el Padre y el Espíritu Santo. Esta es la vedad y revelación fundamental de nuestra fe cristiana, Jesucristo es persona divina, igual de bueno, justo, poderoso, sabio y eterno que el Padre y el Espíritu Santo. Asumió la naturaleza humana en el seno de una Virgen llamada María y no dejó de ser Dios en ningún momento de su vida, aunque en cuanto hombre, se sometió en todo al Padre menos en el pecado.

¿Después de esta aclaración te sientes realmente CRISTIANO?

Cristiano es quien cree, ama y se esfuerza en seguir a Jesucristo como Dios, confía en su palabra y en sus promesas, pues es EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA PARA TODOS.

• CATÓLICO

Lo específico del “cristiano católico” es ACEPTAR AL PAPA (su autoridad, su magisterio, la asistencia del Espíritu Santo) como SUCESOR DEL APÓSTOL SAN PEDRO, al frente de la Iglesia y como VICARIO (el que hace las veces) DE CRISTO EN LA TIERRA.

Sobre Pedro, el Señor Jesús fundó “SU IGLESIA” “Tu eres Pedro (piedra, roca) y sobre esta piedra edificaré “mi Iglesia y el poder del infierno no la derrotará” (Mt. 16,18).